Por Manuel Echegaray Relatos/Cuentos

LOBIZÓN

LOBIZÓN

Era el sétimo hijo de un matrimonio que había perdido dos.

Su vida transcurrió sin ningún contratiempo hasta que le llegó la adolescencia; un martes, después de su cumpleaños, lo cogió el anochecer en el camino de vuelta a su casa. De pronto sintió algo extraño; era una fuerza rara que se apoderaba de él. En su cerebro todo se dio vuelta y de pronto, lo que era un muchacho de regreso al hogar se convirtió en un animal: un lobo, para ser exactos.

 

Miró a todas partes y vislumbró unos matorrales espesos; asustado, decidió esconderse detrás para que no lo vieran y porque no podía, pensó, siendo lobo volver a la casa donde nadie lo iba a reconocer.

 

Se acurrucó para esperar, no sabía bien qué y se quedó dormido. Despertó con el amanecer y creyó que había sido un sueño, pero estaba desnudo y tiritando. Se levantó entre curioso y desconcertado.

 

Contaría un asalto de ladrones en el bosque para justificar su desnudez. Encontró su camisa hecha jirones y se cubrió como pudo. Lo que no había notado es que sus ojos, que le ardían, estaban brillantes y despedían luz. No sabía tampoco que el viernes volvería a pasarle y se convertiría en lobo otra vez, repitiendo el ciclo que ninguna bala acabaría.

 

Solamente un cuchillo terminaría con la maldición: matándolo, por supuesto.

 

 

Imagen: gauchoguacho.blogspot.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s