Por Manuel Echegaray Relatos/Cuentos

TARJETAS

TARJETAS

Guardaba la tarjeta como un tesoro.

 

La llevaba siempre consigo, en la billetera, acomodada encima del retrato de su matrimonio, detrás de la película transparente.

 

Allí estaban el agradecimiento y la firma: era la primera y única vez en su vida que alguien le había agradecido algo por escrito.

 

Por eso guardaba la tarjeta y la tenía allí hacía tanto tiempo…

 

La tarjeta decía: “¡Gracias por su compra!” y la firma, impresa, era ilegible.

 

Imagen: es.dreamstime.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s