Huida

No hay comentarios

¿Piensas irte sin decir adiós?
Está bien, sólo no hagas tanto ruido,
Pude escuchar los latidos de tu corazón
Y tus sollozos mi sueño han interrumpido.
Ya no llores, eres libre de marcharte
No he despertado para detener tu huida
Espero que a donde vayas encuentras el amor
Que falto para evitar esta burda despedida.
No te pedí explicaciones, así que ¡Calla!
Si fue mi culpa espero y me perdones,
deja que los recuerdos de esta casa
se marchiten desolados, allá por los rincones.
Por favor, cierra con seguro la puerta,
no quiero que los duendes de la soledad me ronden.
No dejes las ventanas de la habitación abiertas
si no quieres escuchar que en mi soledad te nombre.
Si me permites me iré a dormir, ¡Estoy cansado!
Lleva en tus maletas la nostalgia si es que quieres,
deja que las sombras de la sala hagan su trabajo
Y al marcharte, la oscuridad de nuevo reine.
Sólo una cosa más, ¡Nunca vuelvas!
Espero que ésta sea la decisión más acertada,
que tu mañana sea mejor que la que me espera,
Y no sea yo el que recibe estas palabras.

Por @pjescobar

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s