Por Manuel Echegaray Relatos/Cuentos

CASTIGO ESCOLAR

CASTIGO ESCOLAR

Le habían dicho que no se moviera: estaba parado en una sola pierna, con los brazos abiertos, en cruz; el sol estaba alto y quemaba en ese mediodía en el que lo castigaron en el colegio.

 

De pie, en el patio, vio el desfile de los alumnos que salían de las clases para volver el lunes y lo miraban; al castigarlo y como una concesión le dijeron también que “podía cambiar de pierna si se cansaba”.

 

Cerca de la una lo ganó el sol inclemente, el calor y cayó pesadamente al suelo; el lunes no vino a clases y nunca nadie más lo vio.

 

 

Imagen: mcuerporocha.blogspot.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s