Dictado sobre la actualidad

No hay comentarios

Cuanta vida no se esfuma tras la sinfonía del teclado
que nos ata a un mundo tan inmenso pero reducido,
que nos encierra en lugares distantes y alejados,
robando la inocencia de recordar que estamos vivos.
Lo que me falta para ser feliz no es tecnología,
tal vez, estamos en el camino equivocado,
tal vez, tomamos el atajo muy de prisa,
tal vez, andamos sin recordar a dónde vamos.
Y es que hemos dado pasos tan agigantados
sin reparar en lo que nuestra suela pisa,
sin saber que aquello que aniquilamos
es la vida, la imaginación o los sueños tras la risa.
No sé en dónde pararemos cuando el impulso se termine,
es probable que nos adaptemos al mundo y su progreso.
A hombres cortos de imaginación y de talento
para vivir sus días sin cables ni teclados de teléfonos.
Sólo espero, que al comprender este pobre escrito
no se entienda menos que lo ocurrido ante nuestros ojos.
Que consideremos que nos volvemos robo-humanos
con aplicaciones que sustituyen lo que alguna vez soñamos.
Despedirme detrás de una pantalla corta el hilo
de poder ver mis ojos cuando redacto estas letras.
Será quizás que hemos destrozado lazos tan mundanos
que ya no hablamos, ni reímos fuera de nuestras cabezas.

Por @pjescobar

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s