Por Manuel Echegaray Sin categoría

SOLAMENTE UNA GRIPE

SONY DSC
SONY DSC

Le destilaba la nariz, le lloraban algo los ojos, le dolían la cabeza y los huesos, sentía frío y un malestar general que hacía que se sintiera como levitando…

 

El médico le dijo: “Tiene gripe…, no es nada serio, tómese una pastilla cada seis horas y si empieza a toser, una cucharadita de este jarabe cada cinco…”.

 

Pésimo para él, porque creía que eran los síntomas de algo grave: una enfermedad rara y por eso había consultado a un especialista: ¡Gripe…!; no podía tener solamente algo tan vulgar y “–perdón por el término, pensó- ¡popular!”.

 

Se quedó mirando el frasco de jarabe y las pastillas y se decidió: fue hasta la cocina para servirse un gran vaso, con agua, lo llevó al dormitorio y lo puso en la mesita de noche; primero abrió el frasco y se bebió a pico el contenido íntegro que tenía un horrible sabor a frambuesa, bebió un trago de agua y luego sacó las pastillas del blíster, se las puso en la palma de la mano, las echó en su boca, como si estuviera asombrado y se la tapara; bebió el resto del agua y se acostó, tapándose con el edredón…

 

¡Ahora seguro que se enfermaría de veras!

 

 

Imagen: http://www.vidaysalud.com

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s