literatura Por Fabio Descalzi

Biblioteca a todo trapo

Libros Fabio

Una imagen muy consuetudinaria en la vida de alguien que guste de la lectura: un estante con libros. Pero no en cualquier biblioteca. El noble mueble tiene su larga historia, de indudable carácter rioplatense. Hasta inicios de la década de 1970 estaba en una oficina sobre la Avenida 18 de Julio que alojaba la representación en Montevideo del periódico argentino La Prensa. Después engalanó durante tres décadas el escritorio donde mis padres contadores recibían a sus clientes, y desde inicios del milenio ocupa su lugar de honor en la planta alta de mi casa. Tres metros de altura llenos de historia, letras, sabiduría, interminables horas de entretenimiento y aprendizaje.

Por eso la foto de esta entrada. Que muestra una porción de mis libros. Sin ánimo de ser exhaustivo, voy a mencionar algunos que me han deparado muy gratas horas de lectura:

El hombre que calculaba, por Malba Tahan (traducido al español por Basilio Losada). Infaltable lectura en la infancia, un mágico viaje por las tierras y culturas de Oriente de la mano de un matemático que invita a pensar mucho más que números.

Ellis Island, por Fred Mustard Stewart (traducido al español por Rosa Mª Bassols). Cinco inmigrantes europeos llegan a la tierra de promisión y luchan a brazo partido por cumplir sus sueños, en un camino lleno de sinsabores.

La rosa de Jericó, por Claudia Amengual. Una mujer de mediana edad con sus hijos en plena adolescencia encara su porvenir pidiendo ser más ella misma.

Hacedores, por Juan Antonio Ackermann. Dos biografías paralelas: Piria y Flagler. Dos ciudades de la misma época: Piriápolis y Miami. ¿Coincidencia?

Asesinato en el hotel de baños, por Juan Grompone. La ciudad balnearia creada por Francisco Piria sirve de escenario para un misterioso crimen que intentarán desentrañar dos intépidos jóvenes, varias décadas después.

El caso Bonapelch, por Hugo Burel. Una novela detectivesca basada en una escandalosa historia de la sociedad montevideana de antaño.

El Aleph, por Jorge Luis Borges. Un complejo universo fantástico lleno de lugares impensables que se recorre con gran disfrute.

A todo trapo. A propósito de Villanueva Saravia, por Antonio “Taco” Larreta. Investigación exhaustiva sobre la convulsionada vida y muerte de un joven político uruguayo de célebre apellido, a cargo del magistral dramaturgo y director teatral. Este último libro lo llevé en mi valija cuando partía para Alemania, a vivir y trabajar, a principios del milenio, como quien se lleva un trozo de terruño, oliendo a campo criollo profundo.


por Fabio Descalzi
http://blogdefabio.com

Anuncios

Un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s